fbpx

Supersticiones tailandesas que debes de conocer antes de viajar al país asiático

Si vas a viajar a este magnífico país sabrás que sus costumbres contemplan características algo diferentes a lo que se puede encontrar en occidente, como puede ser el interesante tema de las supersticiones. Ponte al día de las supersticiones tailandesas que debes conocer antes de realizar tu viaje y aprende las curiosidades más sorprendentes a continuación.

Los amuletos en los taxis

Bangkok es una de las ciudades de Tailandia que tiene una energía especial y una de las más interesantes que visitar. Si este es tu destino elegido, allí notarás la maravillosa cantidad de taxis que hay, algo que inicialmente impacta, pero más insólito son los amuletos que tienen en sus coches. Allí te costará encontrar un vehículo sin este tipo de ornamento.

La mayoría de los taxis tailandeses tienen los amuletos colgados en los retrovisores. Los taxistas creen que los accidentes de tránsito ocurren por el karma y como ellos no pueden controlar los de sus clientes, prefieren usar este tipo de protecciones. Tu espíritu estará a salvo al menos durante los trayectos en estos vehículos, ¡un sistema de seguridad a otro nivel!

Además, si paseas por Bangkok seguro que verás muchas tiendas de amuletos. Hay miles de ellas. Los amuletos normalmente son pequeñas figuras de Buda y se pueden encontrar con todos los precios, desde unos céntimos hasta miles de euros. El precio depende del material del que esté hecho, de la antigüedad, de la figura que represente, de la condición, de los poderes que se le presupongan, etc. Hay incluso revistas especializadas en el tema y mucha industria tailandesa a su alrededor.

 

Los fortunetellers, los videntes tailandeses

En Tailandia es muy común ir a ver al fortuneteller. Son videntes que se dedican exclusivamente a ello y cobran para aconsejar a los clientes sobre sus vidas o decisiones personales. Los hay de todo tipo de tarifas para diferentes bolsillos (desde 50-1500 Baht a donaciones de mucho más) y los visitan tanto los obreros más humildes como familias adineradas o gente con altos cargos.

Los llaman Mo duu (el médico visionario o que ve) y suelen aportar opciones y aconsejar sobre todos los aspectos de la vida. Normalmente la gente los visita por los temas de más cotidianos: trabajo, familia, dinero o amor. Si te das un paseo por Bangkok seguro que en alguna calle o cafetería acabarás viéndolos dando consejos a algún usuario.

 

Incienso en Tailandia

Los fantasmas en Tailandia

Otra de las curiosidades y supersticiones tailandesas gira en torno a los fantasmas, todas (o buena parte) de las personas de este país están muy enteradas sobre este tema, y también suelen asegurar que ha tenido contacto directo o indirecto con entes del «más allá». Hay una gran cantidad de historias y leyendas tailandesas alrededor de este tema.

Las creencias sobre los fantasmas son tan fuertes en la cultura tailandesa, que al tocar una puerta se debe hacer dos veces seguidas, porque al hacerlo una vez, pensarán que es el espíritu y no abrirán, pero si insistes, sabrán que es una persona la que llama. Por lo general entre la población tailandesa no es nada extraño, creen en ellos, incluso entre las clases más altas de Bangkok.

 

Los pisos 13 y los horóscopos en los templos

En Tailandia el piso 13 casi nunca existe, te será realmente complicado encontrar uno. Después del 12 normalmente vendrá el 12B. Esta creencia que otorga mala suerte al número trece es de origen occidental, pero está muy instalada en Tailandia, muy probablemente más integrada que en la mayoría de países occidentales.

Por otro lado, algunos templos tailandeses cuentan con un cuenco lleno de palitos. Cada palo lleva un número y cada número está asociado a un papel que lleva el horóscopo. Es pues, una forma de conocer el futuro. Otra demostración de que los números y las supersticiones están muy arraigadas en Tailandia.

 

Los tatuajes con poderes

Los entendidos en supersticiones están seguros de que los tatuajes tailandeses (roi sak) otorgan poderes a quienes los llevan. Son tatuajes que normalmente se hacen en los templos, es más, los hacen monjes. Esto se realiza sin máquina, con una aguja y en la antigua lengua khom, usada antiguamente en Camboya. Los tatuajes se hacen en unos 20 minutos y una vez hechos deben activarse para que tengan poderes.

Las personas que se tatúan pueden pedir que tipo de dibujo o tatuaje quieren pero también es normal que sea el maestro tatuador quien escoja lo que va a dibujar, acorde con la personalidad y necesidades del usuario. Normalmente dibujan animales, que se cree que otorgan diferentes poderes. Por ejemplo, un dragón da fuerza y sabiduría.

Deja un comentario