fbpx

Descubre Kanchanaburi, en la selva de Tailandia

Tailandia es sinónimo de exotismo, de tradiciones milenarias, de dioses divinos, de una gastronomía única en el mundo y cómo no, de una naturaleza desbordante. ¿Te atreves a recorrer Tailandia en 15 días? En tu viaje no puede faltar una visita a Kanchanaburi, la selva de Tailandia por antonomasia.

A apenas 50 kilómetros de la capital del país, Bangkok, al oeste de Tailandia se encuentra Kanchanaburi, donde los ríos Kwai Yai y Kwai Noi se unen con el más caudaloso Mae Klong. La ciudad es algo más fría que el resto del país aunque, como es lógico, no está fuera de peligro de los monzones que asolan este parte del sudeste asiático. Sus calles son como una cuadrícula fielmente diseñada con calles repletas de centros comerciales, tiendas tradicionales y edificios de oficinas, y en ella viven algo más de 30.000 personas. Pero lo realmente interesante de Kanchanaburi es su selva, un lugar idílico al que muchos llaman literalmente el paraíso de Tailandia.

Cómo ir de Kanchanaburi a Bangkok

Lo primero que debes tener claro es cómo viajar de Kanchanaburi a Bangkok y  viceversa. Entre ambas zonas hay algo más de 2 horas de viaje, y es que hay que tener en cuenta  las carreteras, no muy sencillas de recorrer en esta zona del planeta. Lo normal es optar por los autobuses que parten desde la Kanchanaburi Bus Station. Cuenta con asientos de primera y segunda clase según las preferencias personales en cuanto a comodidad. También existe la opción de optar por un minibús en la terminal de la ciudad de Kanchanaburi. Y como última opción, la de coger un tren, aunque ésta es la más tediosa. Lo cierto es que es más económica, pero el trayecto puede convertirse en un viaje de hasta 4 horas, el doble que ir en autobús.

 

Qué ver en Kanchanaburi

Viajar a Tailandia ofrece la oportunidad de visitar Kanchanaburi, esta selva llena de misterio, belleza y misticismo que, seguro, te sorprenderá. Además una ciudad con una dura historia detrás y es que ésta sufrió sobremanera los estragos de la II Guerra Mundial.

Kanchanaburi es un lugar emblemático repleto de rutas, cascadas y cuevas además de un importante número de tranquilos ríos, frondosos bosques, parques y reservas naturales que completan una biodiversidad única en el planeta.

Pero no solo se trata de un viaje a Tailandia para disfrutar de la naturaleza, sino también para los más aventureros cara a practicar pesca, largos paseos en bicicleta, observación de aves, golf, trekking por la selva, paseos en elefante y rafting por Kanchanaburi.

Entre otras cosas que ver en Kanchanaburi, sus imponentes cascadas (Namtok) son todo un espectáculo. De hecho son las más grandes de Tailandia. Y por supuesto,  sus santuarios de vida salvaje. La atracción natural más importante de Kanchanaburi es el conocido como el paso de las Tres Pagodas o Three Pagodas Pass, una fricción en la cordillera Thanon Thongchai que, además, divide Tailandia de Myanmar.

Las ruinas de Ayutthaya

Viajar a Tailandia y visitar Kanchanaburi es también visitar uno de los enclaves naturales más imponentes del país, las ruinas de Ayutthaya. Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1991, las encontramos a 85 km al norte de Bangkok. Ésta fue la capital del Reino de Siam, o Reino de Ayutthaya,  desde 1350 a 1767 y sus ruinas ocupan un área de 15 km2. Se cree que a principios del siglo XVIII alrededor de un millón de personas vivían en ella y que contaba con más de 500 templos. ¡Imprescindible una visita para pasar el día y volver a dormir a Bangkok!

Visitar elefantes en Tailandia

Como espacio natural, la selva de Kanchanaburi es un lugar ideal para estar en contacto con los enormes y plácidos elefantes de sus ríos tratados con especial cariño, casi como una divinidad por los habitantes de la zona. Una experiencia única que nos enseñará aún más a amar y sentirnos cómplices de la naturaleza. ¿Te animas a visitar Kanchanaburi y viajar a Tailandia? Querrás volver, seguro.

 

Deja un comentario