fbpx

Costumbres de los autóctonos en Tailandia

Viajar es increíble: ver lugares paradisíacos, comer platos deliciosos, nadar en aguas cristalinas, ver monumentos antiguos… Todo eso está muy bien, desde luego, pero hay otra cosa que también merece mucho la pena de viajar y es descubrir costumbres y comportamientos culturales que, desde nuestra perspectiva europea, pueden resultarnos curiosos.

Los japoneses comen con palillos y se descalzan al llegar a casa, los británicos toman el té a las cinco, los musulmanes realizan el ayuno durante el ramadán… ¿Y qué hacen los tailandeses? ¿Cuáles son las costumbres de Tailandia que más nos llaman la atención a los europeos cuando visitamos ese magnífico país? Este artículo trata, precisamente, de descubrir todo eso así que si quieres saber cómo son los tailandeses y cómo se comportan, ¡Sigue leyendo!

Las costumbres de los tailandeses

1. No visten de negro. En Tailandia los autóctonos no usan el negro como podemos usarlo los occidentales. Así, no está bien visto ir a una cena de gala o de negocios vestido de negro ni, tampoco a la hora de ir a ver a alguien en el hospital. Ten cuidado a la hora de hacer el equipaje y, como norma, déjate el negro en casa.

2. Los pies son sucios. Para los tailandeses los pies son la parte más sucia del cuerpo. Ten cuidado a la hora de usarlos para señalar cosas o pasar por encima de objetos. No les agrada nada que lo hagas por lo que más conveniente es evitarlo.

3. Tocar la cabeza está mal. En Tailandia la cabeza se considera una parte sagrada del cuerpo, por lo que tocarla está mal visto. También está mal considerado pasar cosas por encima de la cabeza de las personas. ¡No lo hagas!

4. Afecto en público. En Tailandia está muy mal visto realizar muestras de afecto en público como besos o abrazos. Los tailandeses prefieren guardar este tipo de cosas para la intimidad así que en la medida de lo posible evita hacerlo.

5. Contacto físico. El contacto físico está también bastante limitado en relación al uso que hacemos en Europa. La gente no se besa y tampoco establece tanto contacto físico como puede suceder en el sur de Europa.

6. El saludo es distinto. El saludo es otra de las costumbres distintas de Tailandia. En lugar de dar la mano los tailandeses colocan las manos delante del pecho, como si fuesen a rezar, a la vez que saludan.

Imagen que contiene exterior, cielo, hierba, persona Descripción generada automáticamente

 

7. Sonrisas. Las sonrisas son muy habituales en Tailandia. Es la manera que tienen los autóctonos de mostrarse amistosos y abiertos con la gente. No es que estén riéndose o que algo les haga gracia, sino que para ellos es amabilidad.

8. Respetar el himno. El himno de Tailandia suena al menos una vez al día sobre las seis de la tarde. También a la hora de empezar ciertos eventos de masas. Los tailandeses dejan todo lo que estaban haciendo y se ponen de pie para mostrar su respeto al himno.

9. Quitarse los zapatos. Al igual que hacen los japoneses, los tailandeses se quitan los zapatos cuando entran en una casa o en un templo. No utilizan zapatillas de andar por casa. Así que si vas a casas de algún tailandés, lo más adecuado es que hagas esto.

10. Cuchara y tenedor, con matices. Los tailandeses no usan palillos como japoneses y chinos. Sin embargo, tampoco usan los cubiertos como nosotros. Es muy raro ver un cuchillo en la mesa en Tailandia aunque la cuchara y el tenedor sí sean normales. No obstante, el tenedor nunca se mete por completo en la boca.

Costumbres aparte, Tailandia se ha consolidado como uno de los destinos vacacionales preferidos por gente de todo el mundo, también entre los turistas españoles siendo desde hace años uno de los diez destinos mejor valorados para pasar unas vacaciones prácticamente durante todo el año.

Un país exótico, repleto de matices, abierto, amable y acogedor que hacen de él el destino ideal que compartir con amigos, en familia, en un romántico viaje en pareja o ¿por qué no? Solo. Y es que la amabilidad de sus gentes hará que te sientas siempre acompañado. Un país por descubrir con multitud de costumbres y rincones que merece la pena visitar, al menos, durante una semana.

Y tú, ¿te animas a viajar a Tailandia? Descubre en Wai Travel todas las opciones que tenemos para ti y empieza a hacer la maleta ya mismo. ¿Hablamos?

Deja un comentario